Denuncian anomalías en Pacho Viejo

Categoría: Estado Publicado el 15 Diciembre 2017
Escrito por ecos

.

 

Xalapa, Ver. 15 de diciembre (SPI).- En el Centro de Readaptación Social (Cereso) de Pacho Viejo los reos deben pagar hasta mil pesos si quieren tener derecho a una visita íntima con su pareja, denunció Daniel Lozano Ortiz.

En conferencia de prensa, explicó que desde la llega de Gabriel Jiménez Ramírez como director, las irregularidades han aumentado pues ahora no sólo se cobra "la limpieza del cuarto" en donde se llevan a cabo estas visitas, sino que durante diciembre la "renta" del espacio por una noche tiene un costo de entre 800 y mil pesos.

“Ahorita en diciembre, el 24 y el 31, las visitas íntimas están carísimas, porque les cobró 800 o mil pesos por noche, ya las ofertaron y es caro; normalmente cobran solo la limpieza del cuarto”.

A esto se suma el hecho de que se impide que las parejas del mismo sexo puedan tener acceso a este tipo de visitas, pues desde la llegada del funcionario se suspendieron estos permisos.
Lozano Ortiz se quejó por la discriminación que desde hace tres meses experimenta él y su pareja José Arellano Cayetano, recluido en el Cereso.

Dijo que el actual director le pidió que para tener este derecho debía presentar un escrito de concubinato, exámenes médicos que acreditaran su salud, entre otros requisitos que normalmente no les piden a las parejas heterosexuales.

“Nunca había tenido problema, mi solicitud es que se me permita estar con mi pareja porque no tengo derecho a visita íntima (…) Me engañó porque primero me pidió que le presentara exámenes clínicos míos y de mi pareja; me hizo gastar, me pidió una hoja de concubinato, pero en el estado no están permitidos los matrimonios gays, pero he tramitado en el Ayuntamiento una constancia de que vivimos en pareja. Todo eso se lo presenté, pero me dijo que no le servía”.

Consideró que es víctima de discriminación porque incluso el funcionario ha desatendido la queja que fue presentada ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos (CEDH) por este caso, por lo que pidió la intervención del gobernador Miguel Ángel Yunes Linares.

“Me dijo ‘ve con Dios, con Derechos Humanos o con quien quieras’ (…) Me priva de mis derechos y los de mi pareja. Ya lo hice público a Derechos Humanos, acudí al Gobernador y no hacen caso”.

 

 

Obturador Jarocho