Jóvenes delincuentes y medios irresponsables: Fiscal

Categoría: Estado Publicado el 15 Marzo 2018
Escrito por ecos



Xalapa, Ver. 15 de marzo (SPI).- El fiscal general de Veracruz, Jorge Winckler Ortiz, acusó a los tres jóvenes abatidos por elementos policiacos en Río Blanco, de pertenecer una célula delincuencial ligada a Los Zetas, encabezada por Roberto de los Santos de Jesús, alias “El Bukanans” o “El Bukana”.
En conferencia de prensa, rechazó que se trate de ejecuciones extrajudiciales y calificó a los medios de comunicación que han informado sobre estos hechos ocurridos el pasado 10 de marzo, de irresponsables, por lo que les exigió publicar la aclaración de la Fiscalía.
Acusó que la fotografía difundida en redes sociales y en algunos medios de comunicación, en las que se observa a una de las jóvenes sentada rendida siendo observada por un policía y posteriormente abatida, fue manipulada mediante un retoque digital.
"A todos los medios de comunicación que sin tener bases científicas le dieron una connotación morbosa y distorsionada a los hechos exijo que hagan la aclaración respectiva con los datos, pruebas, hechos y dictámenes aquí presentados. Reitero, no se puede ser irresponsable con la información que difunden únicamente por ganar audiencia”.
Y advirtió que la Policía de Investigación está abocada a identificar y a localizar el origen de la fotografía, para en su caso realizar la extracción directa del equipo con el cual supuestamente se tomó para hacer los análisis correspondiente y tomar la entrevista a la persona que la capturó.
En su intervención, Winckler Ortiz indicó que los abatidos, José Eduardo “N”, así como Nefertiti y Grecia “N”, no estudiaban, no trabajan y habían abandonado su hogar desde hacía casi un año.
Dijo que las investigaciones hechas señalan que los abatidos poseían tres armas de fuego con cargadores y cartuchos de útiles, dos armas eran largas y una corta.
De acuerdo con el fiscal general en la escena de los hechos se recogieron 31 casquillos, de los cuales 16 eran de las armas de los abatidos, de ahí que las pruebas de radozinato fueron positivas.
“No hay un solo indicio de responsabilidad que se les pudiera atribuir a los elementos de seguridad pública que repelieron la agresión (...) Los dictámenes científicos como entrevistas y trabajos de campo, muestran que hubo un uso proporcional de fuerza letal por parte de los elementos de Seguridad Pública del Estado, al repeler una agresión directa con armas de fuego que ponía en riesgo su integridad física y la de las demás personas”.
Wincler Ortiz justificó el abatimiento de los tres jóvenes al señalar que los policías estatales únicamente repelieron la agresión e incluso defendió a los policías estatales.
“La Fiscalía General del Estado no se protege a ningún delincuente, pero tampoco se fabrica a los mismos; la mayoría de los policías que integran las corporaciones de Seguridad Pública del Estado de Veracruz, día a día trabajan en la protección de los ciudadanos veracruzanos, de sus bienes y de sus personas; la mayoría son gente de bien, responsable y honrada. Los malos elementos son investigados y sancionados, lo cual es público y de todos conocido en esta administración”.
Y abundó que el resultado científico de la prueba de rodizonato practicada a los 3 sujetos abatidos, resultó positiva, por lo que dijeron que se comprueba que realizaron disparos de arma de fuego en contra de los elementos de la Secretaría de Seguridad Pública.
“Del resultado de la prueba de Walker, se estableció de manera científica que los disparos de arma de fuego con los que fueron abatidos José Eduardo Nefertiti y Grecia, ninguno de estos fue efectuado a corta distancia ni mucho menos a quema ropa”.
WInckler Ortiz dijo que tanto Nefertiti como Grecia hacía muchos meses habían abandonado sus estudios, poco más de un año; así como el domicilio materno, “para asociarse en actividades ilícitas junto con José Eduardo”.
Dijo que los cuerpos muestran símbolos de pertenencia a esta célula, como un tatuaje con la misma forma de revolver que se hicieran José Eduardo “N” y Nefertiti “N”.
“Otro símbolo de identidad de la célula delictiva, es el tatuaje que presenta la menor Grecia “N” en su mano derecha, con forma de la mitad inferior de una calavera, que presumiblemente se complementa con la mitad superior de otro miembro de la misma célula delictiva (...) familiares, amistades y vecinos que detallan que las mismas no estudiaban, no trabajaban, eran agresivas, y habían abandonado el hogar y por lo menos una de ellas se autoflagelaba, haciendo alegoría a su próxima muerte y tenía tendencias suicidas; lo cual, concluye el análisis, generó las condiciones para que participaran ellas en estas actividades ilícitas”.
Incluso, el fiscal hizo un llamado a los padres de familia de menores de edad, para que pongan “especial atención en el cuidado y educación de sus hijos”.
“Que vigilemos sus conductas, que revisemos sus amistades y sus aficiones. Que nos resulte sospechoso y que nos llame la atención que menores que no trabajen, no estudien y no hagan ninguna actividad lícita, tengan acceso a dinero, a vehículos y a armas de fuego. Eso no es normal; quizás estén a tiempo de corregir el rumbo de la vida de estos jóvenes”.
Y aseguró que la Fiscalía está abierta a la intervención y análisis de cualquier institución de carácter oficial, defensora de los derechos humanos, para que analicen los hechos que sustentan hasta este momento la investigación.

Obturador Jarocho