Crecieron en 60% tomas clandestinas en ductos

Categoría: Zona Conurbada Publicado el 03 Diciembre 2018
Escrito por ecos

Veracruz, Ver. 03 de Dic. (SPI).- Cada cinco horas con 36 minutos, los llamados “huachicoleros” realizan una perforación en los ductos de la empresa gubernamental Petróleos Mexicanos (Pemex) que atraviesan el territorio veracruzano.

Veracruz cierra el año con una de las cifras más altas de robo de combustible a ductos de Pemex, de donde se extraen principalmente gasolinas que se comercializa en el mercado negro hasta en 13 pesos el litro.

 

La empresa reporta que desde enero a septiembre, las perforaciones ilegales en la entidad aumentaron en un 60.18 por ciento,  al pasar de 761 tomas clandestinas en 2017 a mil 219 durante el presente año.

Puebla ocupó la primera posición en ese período con  mil 636 tomas clandestinas, seguido de Hidalgo con mil 491, Guanajuato cuya proporción fue de mil 352, Veracruz y estado de México que suman con mil 1140.

Aunque Veracruz aparece en la lista de los estados con más con el mayor número de denuncias realizadas por tomas clandestinas, de poco ha servido para combatir este delito que cada día crece más en toda la región.

De acuerdo con documentos oficiales de la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (Profepa) y la Agencia para la Seguridad, Energía y Ambiente (ASEA), en poder de SPI , revelan un crecimiento de las tomas ilegales en territorio veracruzano.

El análisis estadístico y geográfico, revela que en el 2012 -en el gobierno de Javier Duarte de Ochoa- fueron reportadas un total de 202 tomas clandestinas; para el 2013 la cifra aumentó 5 por ciento al registrar 238 tomas ilegales; para el 2014 la incidencia bajó a 230.

En ese año, Guanajuato se identificó el mayor número de sitios con derrame de hidrocarburo, esto representó el equivalente al 54.99% del total de tomas clandestinas identificadas en esa entidad y representó la mayor superficie contaminada del país, le siguió Tabasco, Veracruz y Puebla.

Para el 2015 la cifra de robo de hidrocarburo fue de 339 tomas clandestinas y durante el último año de mandato de Duarte de Ochoa, hubo un crecimiento exponencial al cerrar con una cifra de 674 casos.

Sin embargo, fue en el mandato del panista Miguel Ángel de Yunes Linares donde más crecimiento del delito se ha dado, pues en su primer año de gobierno en 2017, las perforaciones ilegales alcanzaron las mil 09 y en su último año hasta septiembre los números arrojan las mil 219.

En diversas regiones del estado, un sinnúmero de familias se dedican de manera ilegal a la venta de gasolina, la cual es comercializada hasta 13 pesos, más barata que en cualquier gasolinera oficial.

En comunidades y cabeceras de los municipios de Tezonapa, Omealca, Cuichapa, Coscomatepec, Carrillo Puerto, Naranjal, Camarón de Tejeda, Yanga, Cuitláhuac, Ixtaczoquitlán, Orizabna, Río Blanco, Tepatlaxco, Ixhuatlán del Café, Huatusco, Paso del Macho, Atoyac, las familias se dedican a la venta de gasolina.

El comercio se da en casas, tiendas o negocios, sin letreros ni señales que indiquen que ahí venden combustible, pero la mayoría de la población conoce los sitios a donde acuden a llenar los tanues de sus vehículos.

La carencia o lejanía de gasolineras en la zona ha contribuido a que este negocio sea redondo, inclusive, hasta las mismas autoridades en los Ayuntamientos adquieren ahí sus combustibles.

Obturador Jarocho