Yunes debe devolver 48 millones a federación

Categoría: Zona Conurbada Publicado el 24 Noviembre 2017
Escrito por ecos

Xalapa, Ver. 24 de Nov (SPI).- El Gobierno federal reclama al Gobierno de Veracruz el reintegro de 48 millones de pesos que se entregaron en 2016, último año del Gobierno de Javier Duarte de Ochoa y que fueron observados por la Auditoría Superior de la Federación (ASF), informó la titular de la Secretaría de Medio Ambiente, Mariana Aguilar López.

 

Lo anterior, debido a las irregularidades detectadas en el uso de los recursos federales del Ramo 016, por lo que la Tesorería Federal reclama reintegros por 48 millones de pesos, que no se radicaron en la Sedema pues estaban en la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan).

Al comparecer ante los diputados locales, señaló que además la dependencia interpuso una denuncia penal ante la Fiscalía General del Estado (FGE) por el presunto desvío de 91 millones de pesos en la pasada administración.

“En total, son 91 millones de pesos los que comprende la denuncia que interpusimos por irregularidades”.

A esto, se suma la deuda con proveedores que dejó la pasada administración y que asciende a 43 millones de pesos, pues incluso se dejó de pagar la renta del inmueble que ocupa la dependencia y por lo cual iban a ser desalojados, así como los servicios básicos.

Agregó que mediante una mesa de conciliación llevada a cabo con la Secretaría del Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), se cotejó uno a uno cada programa y el estatus de cada uno.

“Habría sido más grande el monto; sin embargo, en esta solventación cuando encontramos los papeles pudimos hacer esta solventación".

En otro tema, Aguilar López hizo un llamado a Semarnat para que no otorgue el permiso de cambio de uso de suelo de 265 hectáreas en la comunidad la Paila, del Municipio de Alto Lucero para la actividad minera.

Dijo que el actual Gobierno se opone a la minería a cielo abierto ya que resulta tóxica para el entorno, por lo que el Consejo Estatal Forestal de Veracruz determinó que no era viable el proyecto.

“Los integrantes votamos que no es viable debido a que comprometería la biodiversidad, provocaría la erosión de los suelos, deterioraría la calidad de agua, su captación y afectaría la salud púbica”.

Obturador Jarocho