Aún no estamos en mundo ideal: Yunes

Categoría: Zona Conurbada Publicado el 30 Noviembre 2017
Escrito por ecos

Xalapa, Ver. 30 de Nov. (SPI).- Al comparecer ante el Congreso de Estado para ampliar su Primer Informe de Labres, el gobernador de Veracruz, Miguel Ángel Yunes Linares reconoció que aún no se vive en el mundo ideal, pero se ha avanzado para atacar la grave crisis que enfrentaba el estado.


“No vivimos en el mundo ideal, pero empezamos a salir de la más grave crisis que ha enfrentado Veracruz en su historia”, expuso y dijo que se parte de la base que nadie supone que en el lapso de un año se puedan solventar rezagos y carencias ancestrales.
“Tampoco resolver totalmente en un año problemas que han tomado mayor potencia en los años recientes como el de la inseguridad y el desempleo; sin embargo, puedo afirmar con mucha satisfacción que en un año hemos logrado enfrentar con éxito muchos escollos que parecían insalvables”, dijo.
Ante diputados de todos los partidos políticos, expresó que a un año de gobierno el orden constitucional impera en nuestro Estado; las instituciones públicas funcionan con normalidad; se respetan las garantías individuales y sociales.
Además que cada uno de los poderes ha tomado el espacio que le corresponde; Veracruz vive en orden y bajo el imperio de la Ley y que el cambio es evidente.
“A un año de gobierno ya nadie habla de corrupción, porque no la hay, hay controles estrictos y plena transparencia en el ejercicio del gasto público. Nadie habla de desorden, porque dialogamos y también aplicamos la Ley. Nadie habla de impunidad, porque están en la cárcel varios de los responsables del saqueo al erario público”, señaló.
Yunes dijo que nadie habla de complicidad del gobernante con la delincuencia, porque no la hay; porque hoy los combatimos frontalmente; nadie habla de poderes sometidos, porque cada uno tomó su espacio y su responsabilidad.
“Nadie habla de intromisión del gobierno en los procesos electorales, porque no intervenimos, porque fuimos respetuosos de las libertades democrática; ya no se habla de quiebra financiera del gobierno, porque ajustamos el gasto, bajamos el déficit y restructuramos la deuda”, subrayó.
E insistió que nadie habla de frivolidad del gobernador y sus funcionarios porque tienen un comportamiento sobrio, austero y republicano, como lo merecen los veracruzanos.
Reiteró el ánimo del Ejecutivo de buscar consensos para avanzar en la solución de los grave problemas que afectan.
Recordó que hace un año Veracruz vivía en un escenario de conmoción y conflicto social, con autopistas, carreteras y calles eran bloqueadas para exigir el cumplimiento de responsabilidades del Estado.
“El Palacio de Gobierno fue también escenario de protestas de autoridades municipales para exigir la devolución de miles de millones de pesos que les fueron literalmente robados. El vacío de poder era evidente”, declaró.
Manifestó que la crisis financiera anunciaba un diciembre desastroso, sin recursos para pagar siquiera sueldos y aguinaldos; y el saqueo de las arcas públicas continuó hasta el último día del gobierno, que por esa razón se negó a llevar a cabo el proceso de entrega–recepción al gobierno legítimamente electo.
Llamó a los diputados a perseverar y acelerar el paso, pero también continuar el proceso de reforma institucional, pues dijo que la transformación de las instituciones es la base que requieren para poder continuar el proceso de cambio y salir de la crisis que aún enfrentamos.
“Para lograrlo se requiere la construcción de consensos amplios, de compromisos de largo alcance que nos permitan dar paso a un Veracruz mejor y más justo. Propongo a este honorable Congreso del Estado que hagamos un esfuerzo para alcanzar consensos en varios temas que son de la mayor relevancia para superar la crisis en todos los órdenes y transitar así hacia un futuro de crecimiento, desarrollo, seguridad y de igualdad social”, demandó.

Obturador Jarocho