Vislumbran fracaso de la Guardia Nacional

Categoría: Estado Publicado el 29 Junio 2020
Escrito por ecos

Xalapa, Ver., 29 de Jun (SPI).- La Guardia Nacional está destinada a fracasar en resolver los problemas de seguridad, debido a que su integración es mayormente por fuerzas armadas y no por policías con atribuciones y capacidades de investigación, vinculación ciudadana y una auténtica política de prevención.

“Atender los graves problemas de seguridad no requiere de despliegues militares, sino de policías con atribuciones y capacidades de investigación, con una clara definición de vinculación ciudadana, y apoyados en una auténtica política de prevención”, denunciaron las organizaciones Causa en Común y el Observatorio de la Guardia Nacional.

Al dar a conocer su análisis de la Guardia Nacional (GN) y a un año de operación recordaron que en las dos campañas electorales, Andrés Manuel López Obrador aseguró que retiraría a las Fuerzas Armadas de las funciones de seguridad pública.

Sin embargo, siendo presidente de México inició operaciones de la GN  con un mando a cargo de un general de brigada en activo, integrada mayormente por elementos de las policías naval, marina y ejército y, con lineamientos y protocolos castrenses.

En su análisis, precisaron que el conjunto de las unidades militares operaron sin un carácter extraordinario, sin subordinación a un mando civil y sin supervisión externa; ignorando el Acuerdo presidencial las características que debe tener la participación militar dispuestas por la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Respecto a los recursos para la GN, durante 2019 se integró de los presupuestos asignados de la Policía Federal (PF), Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena) y la Secretaría de Marina (Semar), sin certeza de los montos y, para este año se asignaron a la GN 29 mil millones de pesos a la GN.

Destacaron sobre la danza de cifras que el gobierno federal ha venido manejando respecto a la integración de elementos a la GN.

El año pasado se disolvió la PF, cuerpo civil con más de 37 mil elementos, de éstos sólo 14 mil se incorporaron a la GN el año pasado y a este se sumaron entre policía militar y naval 42 mil 103 elementos y 15 mil 79 elementos de la Sedena y la Semar.

Para diciembre de 2019 había un total de 74 mil 437 elementos de la GN. Para mayo de este 2020 ya había 87 mil 946 elementos y para este junio ya sumaban 96 mil activos de la GN.

Precisaron que los elementos militares transferidos conservan su plaza y prestaciones en la Sedena y la Semar. Por tanto, no existe delimitación entre la GN y las Fuerzas Armadas. Tampoco la existe entre los “guardias” y los “elementos militares de apoyo”.

Puntualizaron que en la asignación del presupuesto a la GN de este año, no hubo asignaciones presupuestales para la creación de nuevas plazas.

Respecto a la integración de reclutamiento para la integración de la GN, la Secretaría de Seguridad Pública y Protección Ciudadana (SSPC) informó que entre julio y diciembre de 2019 sólo ochos personas (de la sociedad civil) causaron alta en la corporación.

En marzo de 2020 la Sedena mencionó un reclutamiento de 20 mil 235 soldados y Semar de 6 mil 637 marinos, mismos que serían transferidos a la GN. Según información oficial, hay 12 centros de reclutamiento, todos en bases militares.

Respecto a la formación de estos elementos, igualmente contradicción en las horas. En junio de 2019 la GN informó que la formación de sus elementos sería de 884 horas y 584 horas para elementos ya activos.

En agosto de 2019 la GN informo que la formación inicial para nuevos elementos sería de 962 y 385 horas para elementos activos y; para febrero de 2020 la Semar dijo que el curso de formación inicial para activos fue de 405 horas.

Respecto al despliegue de la GN en los estados no se encontraron criterios para su distribución en el país, no correspondió a ninguna estrategia.

Los estados con mayor número de elementos desplegados fueron estado de México (8,579); Michoacán (4,362), Oaxaca (4,323), Veracruz (4,198) y Jalisco (3,848).

Los estados con mayor número de elementos por cada mil habitantes fueron Quintana Roo (1.08), Colima (1.04), Zacateca (1.03), Oaxaca (0.95) y Guerrero (0.92).

Estados con mayor tasa de homicidios por cada 100 mil habitantes fueron Colima (98.5), Baja California (78.5), Chihuahua (67.1), Guanajuato (59.4) y Morelos (52.7).

Respecto a la infraestructura, en 2019 se tenía como meta la construcción de 81 cuarteles. Sin embargo, se habrían terminado 69 cuarteles, correspondientes a los estados de Jalisco (29), Michoacán (22) y Guanajuato (18) y, para 2020, se tenía contemplado terminar los 12 cuarteles pendientes, y construir otros 79.

Lo anterior se añadirá a la infraestructura existente de las Fuerzas Armadas y de la Policía Federal que existe en todo el país.

Entre sus conclusiones, Causa Común y el Observatorio Ciudadano, expusieron que las Fuerzas Armadas, sea cual sea su denominación o su adscripción formal, no podrán resolver los problemas de seguridad pública del país; no es su vocación, y no están ahí sus fortalezas.

Sin embargo, mientras el país se militariza aceleradamente, no existe un esfuerzo real para rescatar y fortalecer a las policías del país. Por el contrario, la mayoría de las corporaciones locales apenas subsisten en condiciones precarias.

Respecto a este último punto, destacaron que en el transitorio séptimo de la reforma de mayo de 2019, se estableció que “los Ejecutivos de las entidades federativas presentarán, ante el Consejo Nacional de Seguridad Pública, en un plazo que no podrá exceder de 180 días a partir de la entrada en vigor del presente Decreto, el diagnóstico y el programa para el fortalecimiento del estado de fuerza y las capacidades institucionales de sus respectivos cuerpos policiales estatales y municipales.”

“Dicho plazo se venció en septiembre de 2019 y ninguna de las organizaciones civiles ha podido obtener esta información”, concluyeron.

 
 

Obturador Jarocho